Un relato nomada rescatado entre caminos compartidos

Un relato nomada rescatado entre caminos compartidos

Este es un mensaje para el corazón.
Para cada individuo que con consciencia se teje en búsqueda de la Unidad y Armonía en sus relaciones.

por esto, desde las tierras Andinas compartimos un mensaje para el corazón.
Un mensaje que nos dice, hey! 
Confía, mira todo lo bello que está ocurriendo! 

8 meses pasaron en un abrir y cerrar de ojos, en un paso de un territorio a otro, en un encontrarme con nuevas miradas y colores; sonidos y experiencias; lugares y silencio.
Desde las tierras del Sur hacia el Norte del Sur, pasando por el ombligo del mundo en Ecuador (o el corazón como dicen los abuelos) hacia la coronilla de Sudamérica en la Sierra Nevada en Colombia, vienen brotando mensajes que les comparto con cariño.

Queda en esta entrada el registro de un momento de ese viaje, aprovechando de compartir un video recién salido del horno.
Se trata del Encuentro de Semillas y Saberes, que convocamos en Marzo desde el anhelo de compartir e inspirar colectivamente el bienestar, honrando nuestras raíces, las semillas, la vida. 
En el Valle de Yunguilla, Ecuador, vivimos la siembra de un Banco de Semillas comunitario, en el mágico territorio de Inti Kamari, trayendo los regalos del Sol, de la Vida en la promesa de resguardar y reproducir semillas nativas y orgánicas. 

Nos encontramos un gran grupo de personas a compartir presencia y Ser comunidad. 
Semillas de distintos colores, tamaños y orígenes llegaron celebrando que ya era momento de encontrarse, y desde la danza, las conversaciones y la conexión con la respiración consciente, nos vimos a los ojos. 
Nos abrazamos y honramos ese mágico encuentro.
Sembramos y le deseamos todas nuestras bendiciones a ese Útero, a ese domo que se encuentra actualmente resguardando las semillas. 

Nos reconocimos y honramos la vida con alegría!

Y cual es el resumen? el mensaje? La cosecha o las perlas que quedan resonando con el tiempo?

Siembra!
Intercambia!
Hagamos comunidad y creemos cada vez más motivos para encontrarnos. 

Dicen los abuelos que el momento de sembrar y cuidar la tierra es Ya! 

Así que confía, con todo el corazón, la Tierra esta Viva y trasciende más allá de nosotros.
Las aguas fluyen, los vientos soplan, los fuegos siguen brillando, el latir de la Tierra sigue sintiendose. No dudes! 
Más bien actúa. No es momento para quedarse adormecido, es momento de sembrar y vivir en el presente el futuro que anhelamos.
Y quizas con todo este sentir, podemos preguntarnos… cómo vivo mi día a día? Que semillas estoy sembrando para este presente?

Que sean de vida, que sean de Amor a la Tierra, que podamos entretejernos como la comunidad que somos. 

Gracias a todos quienes formaron parte de este encuentro. 

Gracias a CASA Ecuador y Nómadas por el apoyo, a la Caravana por la Paz y la Restauración de la Madre Tierra y Casa Putraintü por la inspiración.
Gracias especialmente a Inti Kamari por el cariño y cuidado depositado en este proyecto y a todos quienes fueron ese día, llevaron semillas y compartieron su armoniosa presencia.

Así es como generamos el cambio, viviendolo!

Chaltumay! Gracias!
Con Amor de parte de Proyecto Espacio Raíces.

Author: Andres Lievano

Deja un comentario